lunes, 28 de febrero de 2011

EL ENERGETIZADOR

 El estudiante se sienta cómodamente en una silla con la cabeza sobre el pupitre o la mesa. Pone sus manos sobre la mesa enfrente de sus hombros con los dedos ligeramente hacia adentro. A medida que inhala, siente su respiración fluyendo hacia arriba por la línea media como una fuente de energía, levantando primero la frente, después el cuello, y finalmente, la parte superior de la espalda. El diafragma y el pecho permanecen abiertos y los hombros relajados. El momento de aflojar es tan importante como al momento de levantarse, debe dejar caer la cabeza hacia el pecho, después baja la frente hasta tocar la mesa. Este movimiento hacia atrás y hacia delante de la cabeza, aumenta la circulación del lóbulo frontal para una mayor comprensión y para el pensamiento racional.


Guía de enseñanza
  • Mantenga los hombros separados y relajados
  • Recuerde que debe respirar hasta la base de la columna vertebral
  • Sienta la respiración (más que los músculos) como la fuente de la fuerza
  • Repita el ejercicio tres veces notando cuán fácil se hace cada respiración

Activa el cerebro para:
  • La habilidad de cruzar la línea media
  • Un sistema nervioso central relajado

Habilidades académicas
  • Visión binocular y habilidades de coordinación ocular
  • Comprensión al escuchar
  • Habilidades de dicción y lenguaje
  • Control de motricidad fina de los músculos de ojo y mano
Correlaciones comportamentales/posturales
  • Mejora de la postura
  • Fortalece la concentración y atención
  • Mejora la respiración y resonancia de la voz